jueves, junio 22, 2006

El "aura" de Seiji Ozawa, una "opción de libertad".











El "aura", ese algo auto trascendente o autodestructivo que los seguidores de Walter Benjamín profesan, ese allure... que se olfatea en "La obra de arte en la época de su reproducibilidad técnica" (1), que convierte al ser humano, a su imagen, en objeto codiciado, en un "algo" que puede copiarse, reproducirse. En esta época de "todo esta dicho" y "hay palabras que no conozco" donde se juntan y nos abrazan hasta asfixiarnos esos que creemos nuestros propios deseos. Ahora, en que los modelos están en los escaparates del hipertexto de la memoria histórica, se me hace necesario reflexionar sobre la "imagen del director de orquesta", la heredada por quienes crearon el MITO.

Personalmente encuentro en la imagen de Seiji Ozawa, un ejemplo, una opción de libertad a considerar. En su ambigüedad refrescante, una especie de fusión entre oriente y occidente, él es una discontinuidad histórica (aunque se le considere resultado del "Japón Moderno", considero que es más complejo que eso). Me resulta fascinante su posición ante la orquesta y ante la música centroeuropea, y aún más su técnica, su gesto. Pero es en sus fotografías donde se revela la creación del icono, la selección de actitudes, la visión de la propia ambigüedad en lo sui generis (antes de ser reproducido y copiado por otros). Es más, me resulta muy interesante su dualidad a la inversa con Sergiu Celibidache, quien comenzó siendo un "occidental conquistador" y luego se convirtió al Budismo Zen (para seguir siendo un conquistador).


La imagen Ozawa me resulta indómita.... pues no es una copia de los directores de la Era Dorada, los respeta, pero manteniendo una especie de posición a lo Miyamoto Musashi (2) y su obra "El Libro de los Cinco Anillos" (3). Esto no deja de ser una visión a lo Akira Kurosawa (4), o una extensión de mi visión procesada. Pues para mí él es una idea, una alegoría, una paradoja de sí mismo ante una profesión y una forma de vida cuyos ideales se mueven entre la Adoración a la Música, el intelectualismo, el elitismo (populismo), el hedonismo... y un heroísmo fractal.

Creo que deberíamos ser más críticos con los iconos y la idolatría en general, y si no podemos renunciar a ella, al menos ser más cuidadosos con la elección de nuestros íconos. Hay que recordar la frase de Musashi: "no tengo maestro en ningún camino".


___________________________
MÁS INFORMACION EN:
http://en.wikipedia.org/wiki/Seiji_Ozawa

NOTAS:
1. La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica, publicado en: BENJAMIN, Walter. Discursos Interrumpidos I, Taurus, Buenos Aires, 1989. Disponible on line en: http://www.nombrefalso.com.ar/apunte.php?id=13
2. En: http://www.gorinkai.com/textos/musashi2.htm
3. En: http://www.jkaecuador.org/Literatura/El%20libro%20de%20los%205%20anillos.pdf
4. En: http://www2.tky.3web.ne.jp/~adk/kurosawa/AKpage.html

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Very best site. Keep working. Will return in the near future.
»

Anónimo dijo...

I like it! Good job. Go on.
»