lunes, abril 03, 2006

¿Directoras de Orquesta o mujeres directoras?















La alternativa es inexorable: o soy viajero de las antiguas épocas, y me enfrento con un espectáculo prodigioso que me resultaría casi ininteligible o soy viajero de mi época, precipitándome en la búsqueda de una realidad desvanecida.

(...)

Su verdadera tarea no es ejercer su talento para la explicación sino, al ser testigo de su época, fijar las más amplias y edificantes normas de desesperación.


SUSAN SONTAG,
Contra la interpretación (fragmento)






Nuestra época ha visto caer muchos muros, y los límites convencionalmente aceptados, de todo tipo, han sido, por tanto desafiados *... en este sentido, la dirección orquestal, como profesión y forma de vida, no ha sido una excepción. Su principal desafío sigue siendo la Música, pero a esta se ha sumado, por un lado, el enfrentar la necesidad de continuar desarrollándose, sobre todo luego de la llamada Era Dorada durante la cual se creo el Mito del Maestro, y por otro lado, asumir el desafío de su "patriarcalidad", de que el género de las personas que la ejercen no tiene que ser siempre el mismo, y por tanto el hecho ético de que esto no debería interferir en las posibilidades de quien asume y se dedica a dicha profesión.

Pero nuestra sociedad, profundamente iconoclasta, aún vive del mito, y con tal de ocultar su afición, han dividido la dirección orquestal en Maestros y mujeres directoras... sea con propósitos de marketing o por el simple hecho de seguir con el afán racionalista de separarlo todo... de "taxomizarlo". Esto obviando que lo importante debe ser la calidad profesional y no las apariencias... en el eterno dilema de ser o parecer.

En este sentido, no se puede negar que nos movemos en un mundo comercial, donde la música es considerada igualmente que un valor de marca, un coche o la moda de temporada, y donde se trafican seres humanos como cosas... por eso es indispensable que reflexionemos sobre lo fácil que caemos en fórmulas "conceptualizadoras" del mundo, y seamos consientes de nuestra responsabilidad, con nuestra época, con la Música, pero ante todo, como seres humanos.

En este sentido, si uno de los principales retos del ser humano es ser testigo, crítico y constructor de su época, lo cual debería implicar abrir espacios para el debate y el diálogo, para la diversidad y el desacuerdo. ¿Por qué cuando se tratan asuntos de género, al igual que cuando se tratan los políticos, económicos, religiosos, culturales, etc., queda un amargo sabor de boca?... como recordándonos que aún los seres humanos seguimos dividiéndonos en grupos afines, homogéneos, hegemónicos o contra-hegemónicos, y aún peor, justificándonos en nombre de la humanidad y la igualdad. (¿!)

Es cierto que los hechos revelan que las directoras, sea de orquesta, banda de música o coro, al igual que en otras profesiones mitificadamente masculinas, y además, epítomes, como en este caso, del ser patriarcal y la virilidad... a sido para muchas un verdadero calvario, mártires de una sociedad que no les permite competir en igualdad de condiciones en pos de la tradición o el mercado. Pero, igualmente sucede con hombres que han decidido emprender profesiones señaladas como femeninas... o aún peor: de mujeres... y es allí donde se visualiza parte importante del problema, el hecho de que aún prevalecen las categorías de femenino y masculino como intrínsecas a un género específico. De nuevo la bipolaridad de nuestra mentalidad occidental.

Por esto se ha hecho necesaria una crítica feminista de la historia, con el fin de recuperar las voces silenciadas y poner en discusión los constructos sobre los cuales el mito patriarcal se sustenta. Pero esto no debe significar que pasemos de un mito patriarcal a un mito feminista. El asunto es crear espacios para las personas. Por que si nos basamos en los booms... estos tarde o temprano se agotan, y entonces solo queda lo contundente... la excelencia personal y profesional, la calidad del trabajo y el compromiso, en este caso, con la Música.

Pero el fenómeno sigue, y por eso cito a la directora de orquesta Gloria Isabel Ramos Triano, quien en una entrevista respondió así a la pregunta:

-¿Considera que por su condición femenina posee una sensibilidad mayor a la hora de dirigir la orquesta?

-No. Creo que ser mujer u hombre (risas) es independiente. Hay muchas mujeres muy sensibles, hay muchos hombres muy sensibles, al igual que menos sensibles. Por supuesto, el hecho de ser mujer u hombre te condiciona pero no de una manera estricta o predeterminada. Hay otras facultades dentro de la persona aparte del hecho de ser hombre o mujer.**

(....)



______________________________________________________________
Para mayor información sobre este tema:
http://www.kapralova.org/
http://alaghomnaom.blogspot.com/

NOTAS:
FOTO: Banda Sinfónica de Nueva Odessa, Sao Pablo, Brasil, Susan Campos directora invitada (Auditorio del Conservatorio de Tatuí, 2004)
* Sontag, Susan; Contra la interpretación, Buenos Aires, Alfaguara, 1996, pp. 380-381.
**http://213.172.35.98/epoca1/2005/05/22/noticias/cultura/P90683A.html

2 comentarios:

Susan Campos dijo...

De: Mario Solera
Enviado el:
Lunes, 03 de Abril de 2006 02:13:11 p.m.
Para: Susan Campos
Asunto: Saludos


Hola Susan: con mucho agrado leí tu artículo recién publicado, comparto plenamente tus opiniones, sin embargo, me quedó el sinsabor de que es corto, supongo que esto se debe al formato de la revista. Ha habido una cantidad de grandes músicos mujeres que, por la sociedad patriarcal, fueron silenciadas, tal es el caso de la hermana de Mozart, de la propia Ana Magdalena Bach, de Clara Schuman, de nuestra Rocío Sánz, para citar algunas, que, pienso, ya es necesario que a gritos se cuente su historia para que, por un lado, se les de un lugar justo en la historia y, por otro, alienten a las mujeres del presente en su justa lucha.

Felicidades por tus éxitos en España y en tu carrera. Como siempre, este pobre machista que paradójicamente pasa todo el tiempo luchando contra su maldita formación paternalista, queda con profunda admiración y respeto por tu trabajo.

Un abrazo, Mario.

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/user/mvsconductor?feature=mhee#p/u/1/OsLap6ZNNQo