martes, noviembre 06, 2007

Beethoven, Nietzsche, Kubrick


Si buscamos información sobre La Naranja Mecánica (cuyo título original es A Clockwork Orange), encontraremos que es una novela de Anthony Burgess, publicada en 1962 y adaptada por Stanley Kubrick en la película homónima aparecida en 1971. Obra considerada parte de la tradición de las novelas distópicas británicas, sucesora de trabajos como 1984 y Un mundo feliz.

Pero si hilamos más fino nos encontraremos con que el "modulador Moog" se dio a conocer gracias a su banda sonora, ya que este se utilizó como instrumento en una transcripción que homejeaba a Beethoven. Y, justo allí, inicia un viaje que nos puede llevar hasta Friedrich Nietzsche.

Kubrick no sólo hace un "homenaje a Beethoven", realiza lo que Nietzsche llamaría "una transvaloración de los valores supremos", ¿por qué?, porque utiliza una obra como la Novena Sinfonía, y la transforma en "nuevo himno", un himno al nihilismo. Lo que me recuerda las palabras de Romain Rolland en su Vida de Beethoven de 1914 (Losada, p. 13). Rolland escribe: "...armémonos con la fuerza de las almas grandes que, tanto tiempo atrás, nos han enseñado el camino de la redención y nos han descubierto al Dios nuevo, al Hijo del Hombre nuevo que encarna todas nuestras aspiraciones de una humanidad más libre, más generosa, más justa y más feliz". Afirmación que resulta inquietante si es considerada en relación a la novela y las imágenes de Kubrick.


Kubrick transforma, además, la propia iconoclástica beethoveniana y su fuerza arrolladora, la cual alcanza su punto álgido en el grito "¡No el divino Beethoven!", grito que lanza el protagonista durante su "reeducación", cuyas imágenes son arto conocidas.

El camino que recorre la música de Beethoven en La Naranja Mecánica amerita, en definitiva, un examen y meditación más exhaustivos, no sólo por su retrato electrónico realizado a través del "Moog", sino por el giro filosófico que implica.



_________________________________
IMAGENES:
- Robert Moog junto a su "modulador".
- Retrato de Beethoven.

ARTICULOS RELACIONADOS:
1) Nietzsche vs. Kubrick
2) Cine y Filosofía: escenas en escenario.
3) EL LIBRO DE ESTEBAN BUCH: Beethoven, de mano en mano


***

4 comentarios:

Dédalus dijo...

Me parece un análisis bien sesudo el que haces. Siempre me han apasionado las conexiones... Nada se da sin más, porque sí. Y tú, hoy mismo, lo demuestras.

saludos.

Susan Campos dijo...

"LA CONTELERA" HA PUBLICADO UN INTERESANTE COMENTARIO EN:
http://www.lacoctelera.com/musicaclasica/post/2007/11/15/la-naranja-mecaanica-y-beethoven

Anónimo dijo...

Hi frienԁs, hоω is eνeгything, and ωhat you ԁеsіre to say
cоnсеrning this paгаgгaph, in mу ѵiеw
іts genuinelу аwesome deѕіgned for
mе.

Here іs mу web blоg - http://www.ukinsurancewise.co.uk/

Anónimo dijo...

Whoa! Thiѕ blog looks eхаctly like mу οld one!

Ιt's on a completely different subject but it has pretty much the same page layout and design. Excellent choice of colors!

My blog post http://Www.ukinsurancewise.co.uk/import-car-insurance-bring-cheap-cars-from-overseas-and-insure-them-at-low-costs/